Home | Join/Donate | Current Voices | Liturgical Calendar | What's New | Affirmation | James Hitchcock's Column | Church Documents | Search | Site Map


Voices Online Edition
Vol. XXIII, No. 4
Advent - Christmas 2008

Novena de Navidad

Para la Devoción Familiar

Los Católicos de diferentes culturas han rezado la Novena de Navidad (nueve días consecutivos de oración) desde Diciembre 16 al 24. Vale la pena retomar esta devoción especialmente en las familias jóvenes porque concentra intensamente la atención en nuestra esperanza en la llegada del Rey y nos ayuda a prepararnos espiritualmente para recibirlo en nuestros corazones.

Sugerimos la Novena que aparece a continuación como una devoción en los hogares Católicos, en la “Iglesia Doméstica”. Comienza con el Padre Nuestro y el Ave María y su estructura se parece a las oraciones de las Vísperas del Breviario.

La Novena

Todos: En el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Padre Nuestro ...
Dios te salve María ...

Padre: Oh, Dios, abre mis labios.

Todos: Y mi boca anunciará Tu alabanza.

Padre: Oh, Dios, ven en mi auxilio.

Todos: Oh, Señor, date prisa en socorrerme. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo, como era en un principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos.

Amén. Aleluya.

Padre: Dense prisa en adorar al Señor, nuestro Rey que llega.

Todos: Dense prisa en adorar al Señor, nuestro Rey que llega.

Hijo(a) mayor: Regocíjate, oh hija de Sión, y exulta, oh hija de Jerusalén.

Todos: Dense prisa en adorar al Señor, nuestro Rey que llega.

Hijo(a) mayor: En verdad les digo: Él, que es Dios y hombre descenderá de la casa de David, Su Padre, para sentarse en Su Trono, ustedes lo verán y su corazón se regocijará.

Todos: Dense prisa en adorarle.

Hijo(a) mayor: En verdad les digo: el Señor vendrá, nuestro Protector, el Santo de Israel, llevando en Su cabeza la corona del Reino.

Todos: Dense prisa en adorar al Señor, nuestro Rey que llega.

Hijo(a) mayor: El Señor descenderá como la lluvia en el llano. Su justicia se elevará en esos días y todos los reyes de la tierra lo adorarán, todas las naciones le servirán.

Todos: Dense prisa en adorarle.

Hijo(a) mayor: Un niño nos nacerá, y le llamarán el Dios de la fuerza. Belén, la ciudad del Dios Altísimo, de Ti saldrá él que gobierne a Israel y — cuando Él llegue — la paz se posará sobre la tierra.

Todos: Dense prisa en adorar al Señor, nuestro Rey que llega.

Padre: Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo.

Todos: Como era en el principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.

Dense prisa en adorar al Señor, nuestro Rey que llega.
Toquen las trompetas en Sión porque el día del Señor está cerca: en verdad les digo, Él vendrá a salvarnos, ¡Aleluya, Aleluya!

Padre: Que los cielos se regocijen y la tierra se gloríe. Ustedes montañas, alaben al Señor.

Todos: Dejen que las montañas rebocen de alegría y las colinas de justicia.

Padre: Porque el Señor vendrá y mostrará al pobre Su misericordia.

Todos: Cielos, dejen que caiga el rocío desde arriba y que las nubes lluevan al Único Justo.

Padre: Dejen que la tierra se abra y que su fruto sea el Salvador.

Todos: Preocúpate de nosotros, oh Señor, y visítanos con Tu salvación.

Padre: Muéstranos, oh Señor, Tu misericordia y danos tu salvación.

Todos: Ven, oh Señor, tráenos Tu paz para que nuestro corazón sea perfecto y nos podamos gozar en Ti.

Padre: Ven, oh Señor, no tardes; no tomes en cuenta las ofensas de Tu pueblo.

Todos: Ven y muéstranos Tu Rostro, oh Señor. Tú estás sentado sobre el querubín.

Padre: Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo.

Todos: Como era en el principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.

Toquen las trompetas en Sión porque el día del Señor está cerca: en verdad les digo, Él vendrá a salvarnos, ¡Aleluya, Aleluya!

Lectura
(Isaías 35:1-7a)

Madre: Lectura del Profeta Isaías

Se alegrarán el desierto y el sequedal; se regocijará el desierto y florecerá como el azafrán.

Florecerá y se regocijará: ¡gritará de alegría! Se le dará la gloria del Líbano, y el esplendor del Carmelo y de Sarón. Ellos verán la gloria del Señor, el esplendor de nuestro Dios.

Fortalezcan las manos débiles, afirmen las rodillas temblorosas; digan a los de corazón temeroso: “Sean fuertes, no tengan miedo. Su Dios vendrá, vendrá con venganza; con retribución divina vendrá a salvarlos”.

Se abrirán entonces los ojos de los ciegos y se destaparán los oídos de los sordos; saltará el cojo como un ciervo, y gritará de alegría la lengua del mudo.

Porque aguas brotarán en el desierto, y torrentes en el sequedal.

La arena ardiente se convertirá en estanque, la tierra sedienta en manantiales burbujeantes.

Todos: Te damos gracias, Señor.

En Diciembre 16, se continúa diciendo: “Una Virgen concebirá y dará a luz un Hijo, y Su Nombre será Emmanuel, Aleluya, Aleluya”. Cada día, hasta el día de Navidad, se dice la “Antífona Oh” correspondiente al día.

El Magnificat
(Lucas 1:46-55)

Padre: Entonces María dijo: Mi alma glorifica al Señor, y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador,

Todos: Porque se ha dignado fijarse en su humilde sierva. Desde ahora me llamarán dichosa todas las generaciones,

Padre: Porque el Poderoso ha hecho grandes cosas por mí. ¡Santo es su Nombre!

Todos: De generación en generación se extiende su misericordia a los que le temen.

Padre: Él hizo proezas con su brazo; desbarató las intrigas de los soberbios.

Todos: Derribó de sus tronos a los poderosos, mientras que ha exaltado a los humildes.

Padre: A los hambrientos los colmó de bienes, y a los ricos los despidió con las manos vacías.

Todos: Acudió en ayuda de su siervo Israel, acordándose de su misericordia.

Padre: Y, cumpliendo su promesa a nuestros padres, mostró su misericordia a Abraham y a su descendencia para siempre.

Todos: Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo.

Padre: Como era en el principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.

Todos: (Repiten la “Antífona Oh” del día)

Oraciones Finales

Padre: Oh, Señor, escucha mi oración.

Todos: Y permite que mi llanto llegue a Ti.

Padre: Oremos. Deja actuar Tu poder y ven, te rogamos, oh Señor, y con ese gran poder, ayúdanos. Que nuestra liberación, la que nuestros pecados han impedido, sea más rápida con la ayuda de Tu gracia y el perdón de Tu misericordia. Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos.

Todos: Amén.

Padre: Bendigamos al Señor.

Todos: Demos gracias a Dios.

Padre: Que a través de la misericordia de Dios, el alma de nuestros fieles difuntos descansen en paz.

Todos: Amén.

En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Las “Gran Ohs”

LA ÚLTIMA FASE EN LA PREPARACIÓN para la Navidad comienza con la primera de las “Antífonas Oh” de Adviento en la noche del 17 de Diciembre. Estas oraciones son siete joyas de canciones litúrgicas, una para cada día hasta la Noche de Navidad. Ellas parecen resumir toda nuestra espera y nuestra añoranza del Salvador.

Las Antífonas Oh se cantan — con una solemnidad especial — en los monasterios durante el rezo de las Vísperas, antes y después de rezar el Magníficat: es la oración de alabanza y agradecimiento a Dios que dice María y que está tomada del Evangelio de Lucas (1:46-55). El Magníficat se canta todas las tardes al término del Oficio Divino.

Una muestra de estas “Gran Ohs” se puede ver en los versos del Himno de Adviento “Oh Ven, Oh Ven Emmanuel”.

Las familias interesadas en la liturgia han descubierto estas joyas de poesía litúrgica y las usan en sus oraciones vespertinas. Se puede hacer una Casa con Antífonas Oh — similar al Calendario de Adviento — con siete ventanas que tapan un símbolo apropiado para cada Antífona Oh; y una octava ventana escondiendo la escena de Navidad. Igual como se hace con el Calendario de Adviento, cada día se abre una ventana.

La meditación de las Gran Oh podría ser muy buena para las familias con hijos(as) que ya han superado otras actividades de niños. De cualquier manera, son oraciones hermosas y que se pueden agregar a las oraciones familiares en los días que preceden a la Navidad.

Las Antífonas Oh aparecen traducidas más abajo, con sus correspondientes citas Bíblicas y símbolos que se sugieren.

Las Antífonas Oh

Oh Sabiduría, que salió de la boca del Altísimo, se despliega vigorosamente de un confín al otro del mundo y gobierna el universo excelentemente: Ven y enséñanos el camino de la prudencia.

Sirácides 24:2; Sabiduría 8:1. Símbolos: una lámpara de aceita, un libro abierto.

Oh Señor y Juez de la Casa de Israel, que te apareciste a Moisés en la llama de la zarza ardiendo y le diste la Ley en el Monte Sinaí: Ven, y redímenos con tu brazo extendido sobre nosotros.

Éxodo 3:2, 20:1. Símbolos: una zarza ardiendo, un par de piedras lisas (como las de los Mandamientos).

Oh brote del tronco de Jesé, que te elevas como un estandarte de la gente, ante quien los reyes guardarán silencio y los paganos expresarán sus súplicas: Ven y libéranos, no tardes.

Isaías 11:1-3,10. Símbolo: enrredadera o planta con flores, especialmente una rosa.

Oh llave de David y Cetro de la Casa de Israel, Aquel que abre y nadie puede cerrar, Aquel que cierra y nadie puede abrir: Ven y saca al cautivo de su prisión, al que está sentado en la oscuridad y en la sombra de la muerte.

Isaías 22:22. Símbolos: una llave, una cadena rota.

Oh amanecer del Este, luminosidad de la luz eterna y del Sol de Justicia: Ven e ilumina a aquellos que están sentados en la oscuridad y en la sombra de la muerte.

Salmo 19:6-7. Símbolo: el sol que se levanta en el amanecer.

Oh Rey de los Paganos y Aquel a quien ellos buscan, la Piedra Angular que todo lo hace Uno: Ven y libera al ser humano, a quien Tú hiciste del polvo de la tierra.

Salmo 2:7-8; Efesios 2:14-20. Símbolos: una Corona, un Cetro.

Oh Emmanuel, el Dios con nosotros, nuestro Rey y Legislador, el Esperado por todas las naciones y su Salvador: Ven a salvarnos, oh Señor, Dios nuestro.

Isaías 7:14; 33:22. Símbolos: un par de piedras lisas (como las de los Mandamientos), Cáliz y Hostia.

La Novena de Navidad es para uso privado.


Tomado de Celebrando el Adviento y la Navidad: Libro de Recurso Familiar - Mujeres para la Fe y la Familia, PO Box 300411, St. Louis, MO 63130 - Ph. 314-863-8385 - web www.wf-f.org

Translated by Sr. Rosemarie Hastings, VDMF
Revised by Claudia Sadowski - October 2008
Diocese of Lafayette


**Women for Faith & Family operates solely on your generous donations! See Join Page or for Credit Card Donation see Network for Good instructions page!**

WFF is a registered 501(c)(3) non-profit organization. Donations are tax deductible.


Voices copyright © 1999-Present Women for Faith & Family. All rights reserved.

PERMISSION GUIDELINES

All material on this web site is copyrighted and may not be copied or reproduced without prior written permission from Women for Faith & Family,except as specified below.

Personal use
Permission is granted to download and/or print out articles for personal use only.

Quotations
Brief quotations (ca 500 words) may be made from the material on this site, in accordance with the “fair use” provisions of copyright law, without prior permission. For these quotations proper attribution must be made of author and WFF + URL (i.e., “Women for Faith & Family – www.wf-f.org.)

Attribution
Generally, all signed articles or graphics must also have the permission of the author. If a text does not have an author byline, Women for Faith & Family should be listed as the author. For example: Women for Faith & Family (St Louis: Women for Faith & Family, 2005 + URL)

Link to Women for Faith & Family web site.
Other web sites are welcome to establish links to www.wf-f.org or to individual pages within our site.


Back to top -- Home

Women for Faith & Family
PO Box 300411
St. Louis, MO 63130

314-863-8385 Phone -- 314-863-5858 Fax -- Email